Bienestar y Ambiente en espacios Urbanos de Colombia


¿Cómo entender la importancia de espacios verdes dentro de entornos urbanos?

Las zonas verdes, y en general los parques, son espacios de recreación que permiten la construcción de espacios de sana convivencia. Un “espacio verde” o “zona verde” se concibe como aquel lugar abierto para el público en el que se encuentran presentes elementos como césped, flores, árboles y arbustos. Estos espacios, son una fuente esencial de beneficios de índole social, económica y ambiental para una ciudad. Scopelliti (2016) explica que los parques disminuyen los índices de polución atmosférica en la ciudad, facilitan la formación y mantenimiento de microclimas sanos dentro de una ciudad y apoyan en el mantenimiento de la biodiversidad dentro de la misma. Así mismo, estos lugares dentro de la ciudad mejoran la sensación de seguridad dentro de la ciudad, la integración y cohesión de las comunidades que habitan en áreas circundantes, y disminuyen los índices de conductas antisociales como la agresividad y frustración (Coley, 1997).

Bogotá, capital de Colombia

Bogotá es una ciudad que en los recientes años ha padecido de problemáticas ambientales como la contaminación auditiva producto del ruido y la polución. Scopelliti (2016) analizó la incidencia de las zonas verdes en los ciudadanos de Bogotá en distintas zonas residenciales (Chapinero, San Cristobal y Kennedy). El autor encontró que existe una relación significativa entre la presencia de espacios verdes urbanos y el bienestar psicológico; asimismo, se encontró relación entre estos lugares y el bienestar físico de las personas independientemente del estrato socioeconómico al que pertenecen. Paralelamente, se encontró que la presencia de zonas verdes incide profundamente en los sentimientos y emociones positivas y en la conexión percibida con el entorno natural. Así pues, es válido afirmar que estos lugares recreativos no sólo ofrecen espacios que promueven la actividad física y mitigan problemáticas como la polución y el ruido, sino que, a su vez, inciden directamente en el bienestar físico y psicológico de los habitantes de una ciudad.

Bucaramanga, la ciudad de los Parques

Bucaramanga es conocida en Colombia como “la ciudad de los parques” debido al compromiso por la conservación de las áreas verdes de la ciudad que hubo durante el siglo XX. Paredes (2014) explica que en la ciudad de Bucaramanga toda la infraestructura verde (zonas verdes, jardines verticales, techos verdes y parques lineales) permite que gases de efecto invernadero sean absorbidos y regula en confort térmico de la zona. Además, Paredes argumenta, cumplen la doble función de mejorar la estética visual de la ciudad, cosa que deviene en la disminución de los índices de actos delictivos (teoría de las ventanas rotas) (Wilson, 2001), y al mismo tiempo estimula la interacción social entre los habitantes de la ciudad. No obstante, un fenómeno muy particular ha empezado a ocurrir en la ciudad durante los últimos años, estas zonas, que deberían proporcionar seguridad, bienestar y calidad de vida a la ciudad, se han convertido en centros de actividad delictiva, fenómeno que ha devenido en el cese de su utilización.


Resignificar el espacio por medio del ambiente


Los lugares tienen identidades propias, la identidad de un lugar se define como un componente de la identidad personal, un proceso mediante el cual, a través de la interacción con los lugares, las personas se describen a sí mismas en términos de pertenencia a un lugar específico (Hernández, 2007). Así pues, la identidad de un lugar se ve afectada por las personas que transitan o viven en el lugar, así como el tipo de actividades que se llevan a cabo en el mismo. El caso de Bucaramanga es un claro ejemplo de las oportunidades de resignificación de espacios urbanos, lugares que deben facilitar la seguridad y el confort social se convierten en lugares de inseguridad; su identidad cambia y dejan de ser transitados y utilizados como se debe, así pues, es necesaria la resignificación, alinear el objetivo de uso del lugar con las necesidades de la comunidad para que el espacio geográfico se convierta en un promotor activo de confort y bienestar social. Así pues, los procesos de reorientación de la identidad de un lugar (o resignificación de este) se deben enfocar en tanto las necesidades comunitarias específicas de un espacio social como en las actividades que serán desarrolladas dentro del mismo. Las zonas verdes en espacios urbanos se convierten entonces en oportunidades de construcción de una identidad diferente, una identidad caracterizada por la sana convivencia, por el bienestar psicológico y por la construcción de lazos sociales de cohesión y apoyo.


Bibliografía:

  • Coley, R. L., Sullivan, W. C., & Kuo, F. E. (1997). Where does community grow? The social context created by nature in urban public housing. Environment and behavior, 29(4), 468-494.

  • Hernández, B., Hidalgo, M. C., Salazar-Laplace, M. E., & Hess, S. (2007). Place attachment and place identity in natives and non-natives. Journal of environmental psychology, 27(4), 310-319.

  • Paredes, D. F. R. (2017). Beneficios socio ambientales de las infraestructuras verdes urbanas y su aplicación en la construcción y planificación urbanística en la Ciudad de Bucaramanga. Puente, 8(2), 15-23.

  • Scopelliti, M., Carrus, G., Adinolfi, C., Suarez, G., Colangelo, G., Lafortezza, R., ... & Sanesi, G. (2016). Staying in touch with nature and well-being in different income groups: the experience of urban parks in Bogotá. Landscape and Urban Planning, 148, 139-148.

  • Wilson, J. Q., & Kelling, G. (2001). Ventanas rotas: la policía y la seguridad en los barrios. Delito y Sociedad. Revista de Ciencias Sociales, 10(15-16), 67-78.

14 vistas
2018-Empressa-B-Certificada-Logo-02.jpg

Comunícate con nosotros

(+57) 3148945067

0

www.sentidoverde.com

Todos los derechos reservados 2019

Calle 94 # 16 - 09 of 302

Bogotá - Colombia

SITIO DESARROLLADO POR CLAN

  • Facebook Sentido Verde
  • Instagram Sentido Verde
  • LinkedIn Sentido Verde
  • Whatsapp Sentido Verde